GIG TRIPPING: ¿QUé ES Y POR QUé ESTA DE MODA ESTE FENóMENO DEL TURISMO?

Festivales internacionales, conciertos de artistas de culto y eventos musicales únicos están desplazando a formas más tradicionales de ocio y turismo.

La música ha experimentado un auge sin precedentes en los últimos años, convirtiéndose en un poderoso imán para miles de viajeros alrededor del mundo. Este fenómeno ha dado lugar a una tendencia creciente: el turismo musical. Aunque no es un concepto completamente nuevo, su popularidad está alcanzando niveles nunca antes vistos, impulsado por la globalización y el poder de las redes sociales.

El turismo musical se define como aquella modalidad en la que el principal motivo del viaje está íntimamente ligado a experiencias musicales. Abarca desde asistir a conciertos y festivales hasta visitar lugares emblemáticos relacionados con artistas o géneros musicales específicos. A nivel mundial, el turismo musical ha adoptado nuevas formas, como el “gig tripping”, un término en inglés que fusiona “gig” (concierto o actuación breve) con “tripping” (viaje).

👀🌎📄 (Lea también: Barcelona y la queja contra el turismo masivo: ¿qué está pasando?)

Se trata de una tendencia que va más allá de simplemente seguir a los artistas alrededor del mundo, sino que se caracteriza porque se busca explorar nuevas ciudades y sumergirse en diversas culturas mientras se disfruta de la música, por ello, aprovechan estos eventos para planificar un viaje completo por la ciudad, eligiendo alojamientos, actividades y transporte para complementar su visita.

Pablo Santaella, Head of Market de la plataforma ViajerosPiratas en España, describe este fenómeno como “un tipo de viaje corto centrado en un evento cultural, como un concierto, que se expande para incluir una estancia más larga en el destino. Es una forma innovadora de fusionar la pasión por la música con el deseo de descubrir nuevos lugares”.

La plataforma destaca que los eventos esperados este año para Europa, en los que habrá una importante movida de turistas, son:

  1. Taylor Swift: “The Eras Tour” culmina en Londres el 20 de agosto, con paradas en varios países europeos.
  2. Adele: Regresa a Europa con 10 conciertos exclusivos en Múnich en agosto, en un “estadio pop-up” especial.
  3. Karol G: “Mañana será bonito” llega a Madrid con 4 conciertos en el Estadio Santiago Bernabéu del 20 al 23 de julio.
  4. Lenny Kravitz: “Blue Electric Light Tour” pasa por Budapest el 30 de julio en el Budapest Arena.
  5. Green Day: “The Saviors Tour” incluye una parada en Glasgow el 25 de junio en el Bellahouston Park.

Otra plataforma que menciona este fenómeno es Skyscanner, que en su informe sobre tendencias de viaje para 2024, publicado en octubre de 2023, señala que un tercio de los viajeros británicos estaría dispuesto a realizar viajes de corta distancia para asistir a conciertos de sus artistas favoritos, mientras que un 8% consideraría incluso viajes de larga distancia. Este fenómeno es particularmente notable entre los jóvenes de 25 a 34 años, donde el 44% planea asistir a conciertos en el Reino Unido en 2024, y un 34% consideraría viajar al extranjero si esto resultara más económico.

Asimismo, el informe subraya que esta tendencia, junto a la exploración cultural y la búsqueda de experiencias gastronómicas únicas, será una prioridad para los viajeros en 2024 pues “por el creciente deseo de “aventuras analógicas”, los viajeros están priorizando la profundidad y calidad de las experiencias, enfocándose en vivir el momento presente en lugar de simplemente capturarlo para las redes sociales. Esta tendencia refleja un cambio en la forma en que los viajeros, especialmente los más jóvenes, perciben y valoran sus experiencias de viaje, buscando una conexión más auténtica con la cultura y la música de los destinos que visitan”.

¿Y Colombia?

En el país, este fenómeno se ha hecho especialmente evidente, con eventos musicales que no solo atraen a miles de fanáticos, sino que también se han convertido en motores económicos para las ciudades que los albergan. Festivales como el Estéreo Picnic en Bogotá y giras de artistas nacionales como Karol G, están redefiniendo el panorama del país, generando empleos, impulsando la ocupación hotelera y dejando una huella económica significativa en las comunidades locales.

De hecho, el Director del Instituto Distrital de Turismo de Bogotá, en una entrevista reciente con El Espectador, destacó el papel fundamental de los eventos culturales y artísticos en el desarrollo turístico en la ciudad, mencionando que, por ejemplo, “el Festival Iberoamericano de Teatro es una apuesta crucial que está siendo respaldada por el crecimiento de la administración municipal. Este tipo de eventos contribuyen a enriquecer la oferta cultural y artística de la ciudad, lo que a su vez aumenta su atractivo para los turistas y fortalece su posición como un importante centro de eventos a nivel internacional”.

El funcionario además resaltó la necesidad de considerar diversos sectores como parte de una estrategia integral para impulsar el turismo en la capital colombiana. Citó como ejemplo el Festival Estéreo Picnic (FEP), un evento que tuvo un impacto valioso en la economía local, pues la edición más reciente del FEP, atrajo a más de 180,000 asistentes a la capital.

👀🌎📄 (Lea también: Más frecuencias internacionales: Colombia cada vez está más conectada con el mundo)

Y no es el único evento que ha estado en la mira de todos, pues el impacto económico y cultural de los grandes conciertos se ha hecho evidente con eventos recientes de artistas nacionales como Morat, la agrupación bogotana que marcó un hito en su carrera con dos conciertos en el Estadio El Campín los días 6 y 7 de julio, como parte de su gira “Antes de que Amanezca”. El evento, que agotó entradas en 24 horas, atrajo a más de 90,000 asistentes en total, y según los organizadores, se generaron más de 3,500 empleos temporales.

Otro de los ejemplos notables, fue el concierto de Karol G en Bogotá, pues según la Alcaldía, este evento generó 7,000 millones de pesos en impuestos y aproximadamente 15 millones de dólares para la economía de la ciudad, contó con una asistencia de 86,000 personas, incluyendo 20,000 turistas y el impacto se extendió al sector hotelero, que reportó una ocupación entre 85% y 90%.

El fenómeno se replicó en Medellín, donde los conciertos de Karol G en diciembre de 2023 elevaron la ocupación hotelera al 88-95%. La ciudad se benefició con unos 11 millones de dólares y la creación de cerca de 70,000 empleos temporales.

Incluso los festivales atraen a miles de personas al país por un turismo musical y folclórico. Por ejemplo, El Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar, considerado el epicentro mundial del vallenato, se ha convertido en una de las manifestaciones culturales más significativas del Caribe colombiano, pues su impacto en el turismo y la economía local es sustancial. En la edición de 2023, según datos de la Cámara de Comercio del departamento, el festival atrajo a más de 200,000 personas a Valledupar, evidenciando su importancia como motor económico regional.

👀🌎📄 ¿Ya está enterado de las últimas noticias del turismo en Colombia y en el mundo? Lo invitamos a verlas en El Espectador.

2024-07-09T22:02:31Z dg43tfdfdgfd